Bandera Gitana
Radio On Line


Frases famosas
Comunidad

Comentarios recientes
Rate This
Promedio: 1 (1 votos)
Fondos De Pantalla
Inicio de sesión

20 miembros de la iglesia evangélica de barrenkale denunciarán a la policía

Los partes de lesiones de los afectados, generadas tras una gran trifulca, recogen fracturas, hematomas y esguinces

 

Vitoria.
La indignación y el miedo se han instalado en la iglesia evangélica
Filadelfia, un histórico recinto de culto para la comunidad gitana de
Gasteiz que se ubica en la calle Barrenkale. 20 de sus fieles tuvieron
que ser atendidos en el hospital a última hora de la tarde del martes
tras sufrir una "brutal" y "desproporcionada" actuación de la Policía
Local y la Ertzaintza que les dejó múltiples lesiones y se saldó,
además, con dos detenidos por atentado contra la autoridad. Los hechos
tuvieron lugar alrededor de las 20.30 horas, cuando un objeto lanzado
por un niño de ocho años -una piedra según el Departamento vasco de
Interior, un cubito de hielo según varios testigos presenciales- impactó
contra un vehículo conducido por policías de paisano, a la altura de la
plazuela de Aldabe.

Entonces se desató la batalla, que cuenta con dos versiones
bien diferentes según quién la relate. La Ertzaintza aseguró el
miércoles que los agentes "trataron de detener al menor, pero éste
tropezó con un bolardo y cayó al suelo". A partir de ahí, "familiares
del niño arremetieron contra los agentes y dos de ellos resultaron
heridos". La comunidad gitana, entretanto, asegura que una treintena de
sus integrantes, entre los que se encontraban en el lugar de los hechos
más niños e incluso una mujer que ronda los 70 años, recibieron una
"paliza" sin mediar "provocación alguna" por parte de estos agentes y
los refuerzos que solicitaron, más de una veintena según testigos. La
trifulca se desató sólo un día después de que el alcalde, Javier Maroto,
prometiese "mano dura" contra el clan gitano de los bartolos.

Ayer, este periódico tuvo acceso a los partes de lesiones de
las personas atendidas en el hospital, entre las que no faltan las
fracturas, los hematomas, las contusiones, los esguinces o una
trombosis. "Todos los golpes que nos hemos llevado han sido para
quitárselos a nuestros hijos y ancianos", advirtió ayer Ezequiel
Gabarri, uno de los heridos. El parte del niño que lanzó el objeto y por
el que se generó la intervención recoge, incluso, una lesión en el
cuello con puntos de equimosis, generada según su testimonio porque uno
de los agentes le agarró con fuerza de la cabeza. "Nuestros niños no
concilian el sueño desde entonces. Están traumatizados", añadió Gabarri.

Los heridos han dado el paso y denunciarán tanto a la Policía
Local como a la Ertzaintza debido a esta actuación. La abogada del
colectivo, que adjuntará los partes de lesiones, ultimaba ayer la
demanda. "Queremos exigir responsabilidades a nivel municipal o
autonómico y la justicia que el martes se nos negó", advirtió Pascual
Borja, portavoz de la asociación cultural Gao Lacho Drom.

El colectivo, en principio, se reunirá el próximo lunes con
Maroto para tratar este lamentable suceso e, incluso, el alcalde podría
disculparse según algunas fuentes. Varios vecinos de la zona han
mostrado su disposición a ejercer de testigos cuando llegue el juicio.
"Por unos minutos volvimos al 3 de marzo", aseguró ayer Gurutze, vecina
de Barrenkale. Además, representantes Gasteiz Txiki, Egin Ayllu y del
Gaztetxe se acercaron al templo para mostrar su solidaridad el
colectivo.

 

 http://www.noticiasdealava.com/

Promedio: 1 (1 votos)